Más latinos en los medios


Parece que la imagen de los latinos en Estados Unidos sigue avanzando. La reciente presentación del cantautor dominicano Juan Luis Guerra en el programa de David Letterman, de la cadena CBS, junto al legendario Tony Bennett, fue una demostración más de que la imagen del artista latinoamericano ha avanzado positivamente ante los exigentes ojos del público estadounidense.

Letterman se esforzó al máximo para pronunciar lo más fielmente posible el nombre completo de Guerra quien, con una gorra en la cabeza, interpretó junto a Bennett el tema clásico del repertorio norteamericano Just in Time. El ídolo dominicano cantó algunos versos en español mientras que Bennett lo hizo en el inglés original.

Just in Time forma parte del nuevo álbum de Bennett, de 86 años, titulado Viva Duets, donde también canta a dúo con Gloria Estefan, Chayanne, Franco de Vita, Marc Anthony, Ricardo Arjona, Romeo Santos, Thalía y Vicente Fernández, entre otros.

Como puede verse, los productores del disco se informaron muy bien para escoger a los artistas hispanoparlantes que están dominando en la actualidad el atribulado mundo de la música, tal como ya lo hizo anteriormente Frank Sinatra, quien grabó a principios de la década de 1990 dos álbumes junto a estrellas latinas, incluso la propia Gloria Estefan, Luis Miguel y Jon Secada.

Si bien el público angloparlante no ha recibido con los brazos abiertos a muchos de nuestros artistas, a través de estas colaboraciones tienen la oportunidad de saber que hay un mundo en otro idioma que cuenta con figuras de alto relieve. Julio Iglesias, por otro lado, se ha ganado por sus propios méritos un espacio dentro del mercado anglosajón grabando varios discos en inglés, incluyendo dúos con Willie Nelson, Diana Ross y Stevie Wonder, entre otros.

Pero no sólo en la música se le está prestando más atención a los cerca de 50 millones de latinos que viven en Estados Unidos. Los políticos también se han dado cuenta que este segmento de rápido crecimiento juega un papel clave dentro de la vida en Norteamérica, razón por la cual Barack Obama y Mitt Romney trataron de conquistar sus votos a toda costa durante sus respectivas campañas presidenciales.

Con sólo encender el televisor en Miami, en Nueva York o en Los Angeles, se puede ver que una nueva generación de hijos de inmigrantes está asumiendo importantes papeles como anfitriones de noticiarios o programas hablados en inglés. Sus apellidos dejan en claro que tienen origen hispano, pero nacieron o crecieron y se educaron como norteamericanos, sin olvidar sus raíces.

Nombres como Mario López, el anfitrión del popular programa de farándula de difusión nacional Extra, o el comediante George López están al mismo nivel que sus colegas de origen puramente estadounidense, y nadie los menosprecia por ello.

Entonces, como han preconizado algunos, quizás algún día tengamos un presidente de raíces latinas. En el Congreso hay varios senadores y representantes hijos de familias latinas, por lo que eso no sería imposible. •

Fuente: elnuevoherald.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *